FARMACIA

Recién empezada nuestra andadura por este mundo de wordpress…

hoy me gustaría hablar del desgaste de las articulaciones que sufren los runners y los no runners a partir de los 40 años.

Correr desgasta los cartílagos articulares , ya que se trata de un deporte de impacto, y los cartílagos sirven de amortiguador natural.

A la larga, el esfuerzo que realiza el corredor hace que las articulaciones se deterioren.

Todos, tarde o temprano perdemos y/o se deteriora el colágeno de nuestras articulaciones.

 

El colágeno se encuentra en nuestros cartílagos, ligamentos, tendones, huesos, piel, y en el tejido conectivo que protege nuestros músculos y órganos vitales.

Aporta resistencia y flexibilidad .

También forma parte de la pared de los vasos sanguíneos, la córnea, el cuero cabelludo, las encías y la destina.

Afortunadamente hoy podemos encontrar colágeno comercializado que nos ayudará a suplir esta pérdida que todos sufrimos antes o después. Está demostrado que los resultados empieza a notarse al mes de tomarlo.

También existen productos que combinan el colágeno con el ácido hialuronico y/o con el magnesio.

El ácido hialuronico contribuye a mejorar la movilidad de la articulación recuperando la viscosidad y elasticidad perdidas. Actua como lubricante de cartílagos y ligamentos.

El magnesio, junto con las vitaminas B2 y B6, contribuye a la reducción del cansancio y la fatiga.

Así que ya sabéis, hay que cuidarse!.

 

 

 

Y muchos productos más de este tipo nos pueden ayudar.

Miriam.

0 comentarios en “FARMACIA

  1. Muy interesante, sin embargo, el desgaste articular tiene mala solución, por no ponerlo peor. Muchos autores lo relacionan con la bipedestación, es decir, que cuando un homínido antepasado nuestro ( hace aprox. 5 millones de años) despegó las manos del suelo definitivamente para alcanzar las frutas y poder observar mejor a un potencial depredador, tuvo que volcar todo su peso en la columna, la cadera y en especial en las rodillas, que soportan todo el peso y los impactos al andar y sobre todo al “trotar”. El agotamiento de fibras, tendones, ligamentos,…, los pinzamientos en bolsas sinobiales, el hecho de ir haciéndose “romos” los vértices óseos de nuestras sufridas rótulas con el paso del tiempo y su utilización al correr ,dan como resultado un “hasta aquí hemos llegado” difícilmente evitable.
    No obstante, como muy bien dices, un buen estado físico siempre ayudará; de hecho, la musculatura colindante tiende a compensar éste desgaste desarrollando más tejido estriado que abraza la articulación compensando dicho desgaste. Evidéntemente, para ello, actividad física, y si además añadimos colágenos, coadyudantes oseo-articulares y una buena dosis de optimismo, todo irá bien; como dicen los británicos: “fair enough”, o sea, es suficiente con lo que es adecuado.
    Saludos
    Gracias.

Deja un comentario