PROTEGERSE LA PIEL EN INVIERNO

2014_0102NEUIDINARDEMUNTANYA20001

En invierno, el frío, el viento, la humedad, la lluvia, los cambios bruscos de temperatura ambiental (contrastes de frío y calor) o la sequedad producida por algunas calefacciones afectan negativamente a la piel, ya sea de la cara, labios o manos. La nieve refleja el 80% de la radiación solar y el aire frío enmascara el calor emitido por el sol, por lo que tendemos a una sobreexposición sin la protección solar adecuada.

Estos factores producen una gran deshidratación y nuestra piel puede verse descamada e incluso pueden aparecer fisuras, además de favorecer el envejecimiento cutáneo.

Nuestra piel guarda memoria de todas las agresiones que sufre, las agresiones invernales se suman así a las propias del verano.

¿Cómo podemos proteger nuestra piel en invierno?

Agua tibia y toalla a conciencia :

Las temperaturas extremas resecan la piel. Si el frío te tienta a poner el grifo a tope en el color rojo tu piel se resiente. La higiene diaria que sea con productos suaves que no sean agresivos y con agua tibia, ni muy fría ni muy caliente.Es fundamental secarnos bien para evitar la aparición de grietas.

Tratamientos faciales:

Utilizar cremas hidratantes que aseguren el correcto grado de humedad de la piel y que le aporten vitaminas y otros principios activos que mejoren su vitalidad, tono y textura, eliminando manchas, rojeces, arrugas o poros dilatados.  Crema con factor de protección 20 nos ayuda a prevenir el envejecimiento cutáneo y la aparición de manchas.

images (5)

Labiales y manos:

Los labios sufren mucho con el frío y tienden a agrietarse. Necesitan una aplicación constante de cremas o lápices labiales para prevenir la deshidratación  y envejecimiento. Si además esta cosmética lleva protección solar, evitaremos que se quemen por el sol.

Las manos también sufren. Es muy recomendable aplicar una buena capa de crema hidratante después de lavarse las manos…y todas las veces que sea necesario… Usar guantes es lo ideal para prevenir la agresión del frío.

images (4)

Niños, un caso especial

Los niños que tienen una predisposición a la dermatitis atópica aumenta en invierno su tendencia a tener dermatitis en las manos.

Los niños se deben bañar a diario para evitar la retención del sudor ya que ésta provoca irritación en los pliegues de la piel.

Otros consejos:

Agua y vitaminas :

Hidratarse por dentro y lucirlo por fuera. Debemos beber mucha agua y tomar, dentro de nuestra dieta, alimentos ricos en vitaminas, como frutas y verduras. Llevan muchos antioxidantes naturales.

1471863_616789328370486_340185132_n

¡Feliz invierno a todos!

Deja un comentario