EL EQUILIBRIO EMPIEZA EN LOS PIES

El cuerpo  es una estructura en evolución constante o adaptación  al medio,y justamente esa evolución la ha llevado a adoptar una  posición erguida usando como base de sustento los pies y a desplazarse gracias a ellos. Se dice que en la evolución del hombre,la posición bípeda ayudo a desarrollar más la inteligencia, y en esa evolución ,los pies tuvieron que asumir un rol importante: sostenernos ,ampliar nuestro horizonte y liberar a las manos.

Los pies tienen además de la  misión de mantenernos  sobre suelos irregulares y amortiguar los impactos  privados parcialmente de sus posibilidades por culpa de un calzado no siempre racional.

Para ello, la anatomía del pie tiene absorve cargas sin perdida de eficacia mecánica. Por eso el pie tiene partes que no tocan al suelo,que están “equilibradas” sobre el talón y las articulaciones de los metatarsianos  con los dedos.

images (57)

Realmente los pies son  estructuras de una precisión insuperable, y cualquier deficiencia mecánica de ellos provoca de forma directa daños,muchas veces irreversibles,sobre el cuerpo.

Las piernas sirven para desplazarnos y sostener el 70% del peso corporal, sobre una articulación esférica (la cabeza del fémur), y por tanto mecánicamente muy inestable.

Sobre estas cabezas femorales,los huesos que forman la pelvis, la cual sirve de asiento a una parte muy delicada: la columna vertebral , para lo que necesitan la ayuda de grandes músculos.

Por tanto,cualquier anomalía de los pies o las piernas,por pequeña que sea,y aunque no duela, está afectando seriamente a nuestros discos vertebrales.

Pretendemos llamar la atención sobre algo tan frecuentemente olvidado,cuyo desajuste mecánico nos va a condicioniar mucho la calidad de vida cuando el cuerpo pierde la elasticidad de la juventud.

Tenemos obligación de informar y decir: “no espere a tener dolor” , el dolor es la forma que el cuerpo tiene de decirnos :”ya no puedo mas” , y por tanto,cuando se presenta,según la edad de la persona,puede ser irreversible y va a condicionar una serie de de cambios posturales involuntarios como mecanismo de protección que irán desencadenando nuevos problemas a corto o largo plazo.

Pensemos que cada articulación,cada pieza, cada músculo,cada ligamento tiene una misión propia e insustituible, que  participa activamente del equilibrio global. No somos un conjunto de piezas sin relacion de unas sobre otras, somos biomecánicamente  una estructura complicada e Inter-relacionada.

Los avances técnicos permiten ” ver” problemas antes de que duelan, es decir,antes de que dañen a la estructura,para la que desgraciadamente, no tenemos piezas de recambio originales.

En cualquier área de la medicina,siempre ha funcionado mejor la prevención que la curación.

Gracias a la prevención se alcanzan expectativas de vida cada  vez mas altas,y debemos contribuir a evitar lesiones,para que , ya que vivimos más, podamos disfrutar de ese regalo. Y todos sabemos que cuando hay dolor,por pequeño que sea, compromete seriamente a la felicidad.images (44)

Unos pies sanos nos favorecen los desplazamientos, la relación personal, el ejercicio, el ocio…..mientras que una alteración de nuestros apoyos nos permite ver muchos especialistas, conocer muchos hospitales, saber que es un antiinflamatorio…..

La planta de los pies está protegida por un tejido graso a modo de neumático para que el hueso no reciba la presión directa del suelo. Además tiene terminaciones nerviosas y sensitivas que nos informan de manera constante sobre las características del suelo y del peso soportado. Cuando en alguna zona de la planta el peso es mayor al tolerado, la piel nos avisa con dolor o con la aparición de callosidades. Esta información de carga también es transmitida a los músculos, que aumentan su tensión para reducirla, modificando el apoyo. Por este motivo, cuando aparecen zonas de callosidad en la planta, no deben manipularse o aplicar callicidas, sino estudiar porque se han formado y ofrecer una solución correcta, que puede ir desde una plantilla hasta un calzado adecuado o unos ejercicios específicos.

fig:Cuando las cargas recibidas por el pie no son las adecuadas, se modifica la postura de forma inconsciente

Gracias a este sistema de amortiguación elástico, podemos desde mantenernos de pie en superficies irregulares, hasta saltar enérgicamente, sometiéndolos a esfuerzos que en ocasiones pueden suponer hasta diez veces nuestro peso. Para que el esqueleto sea resistente a la vez que ligero, los huesos tienen en su interior una serie de mallas que les quitan peso y los hacen más resistentes,
Las articulaciones se mantienen estables gracias a un complejo sistema de cápsulas y ligamentos, además de la fuerza de los músculos. Para poder soportar las cargas ,las torsiones y los desplazamientos , sus superficies están recubiertas de cartílago, que por su contenido en agua y carencia de terminaciones nerviosas sensitivas son capaces de hacer las funciones de amortiguación y disminución de la sensación dolorosa.
Con la edad, este cartílago va perdiendo agua y se va volviendo cada vez más duro ,por lo que muchas veces, las alteraciones del equilibrio, no resultan dolorosas hasta que con el tiempo ,por fatiga mecánica, el cartílago se ha adelgazado y se inicia su desgaste y la deformidad de la articulación.
Los músculos, en cambio, están formados por tejidos elásticos y que actúan sobre las piezas óseas con la tensión suficiente para producir movimientos y además ayudan a mantener el equilibrio .Por eso, cuando hay alteraciones en los pies, el cuerpo se desequilibra y el músculo debe trabajar más, fatigándose y apareciendo signos de dolor o sobrecargas, como las tendinitis.


fig: las articulaciones permiten el movimiento de las palancas y amortiguan los impactos.

En ocasiones, las piernas pueden resultar desiguales , los pies también pueden presentar deformidades, muchas veces de carácter hereditario, como aumentos o disminuciones de arcos ( lo que llamamos pies cavos y pies planos), Desplazamientos laterales como los valguismos. Cuando ocurre esto, el pie no ofrece un soporte adecuado a la pierna haciendo que la rodilla , la cadera o la columna no trabajen de forma correcta. Por ello cuando hay una alteración en los apoyos que no se trata a tiempo , puede desencadenar una artrosis a distancia, que frecuentemente cursa sin dolor ,hasta que el cartílago se ha degradado.

Normalmente la persona joven tiene suficiente elasticidad y recursos como para cambiar su forma de caminar ante la presencia de una sobrecarga,s in darse cuenta de ello, hasta que cuando pierde elasticidad o fuerza, empieza a notar dolor. Entonces nos encontramos con un desequilibrio antiguo, crónico, y muchas veces con una lesión de difícil “reparación” .Cuando se detecta un desequilibrio, se compensa con soportes o plantillas y con ejercicios adecuados, para evitar que la estructura sufra y que con los años aparezcan lesiones por fatiga mecánica de difícil solución.

Para estos casos, una plantilla bien confeccionada, no es solo un apoyo para el pie, sino un soporte para el cuerpo.

Nosotros hemos de cuidar nuestros pies.

Este artículo ha sido extraído de los consejos que ofrece Martín Rueda en su “Centre d´estudis del Peu”, un centro que cuida a los depotistas del CAR de Sant Cugat o a los jugadores del Barça entre otros.

2 comentarios en “EL EQUILIBRIO EMPIEZA EN LOS PIES

Deja un comentario