RESACA…ANTES Y DESPUÉS

Se acercan días en los que comemos y bebemos más de lo habitual. Y muchas veces se pagan las consecuencias con…¡una buena resaca!

101785030

Algunas recomendaciones para el antes y el después de la fiesta con el fin de que prevengas la resaca o la sobrelleves lo mejor posible.

Causas de la resaca:

Dependiendo de qué y de cuánto bebas, una resaca puede ir de un dolor de cabeza y algo de mareo a una migraña, deshidratación, náuseas, diarrea y agotamiento. Además, puedes sentirte incapaz de funcionar, malhumorado y profundamente sensible.

Pero ¿por qué se produce este malestar? El principal culpable es el etanol, es decir, el alcohol que contienen las bebidas que ingerimos cuando salimos de copas. El etanol tiene propiedades diuréticas, lo que significa que te hace ir al baño con mayor frecuencia provocando deshidratación, y esto puede desembocar en dolores de cabeza y náuseas. De modo que cuanto más alcohol bebas, más deshidratado te sentirás y peor será la resaca.

En el alcohol existen también unas toxinas, que son impurezas provocadas por el proceso de fermentación. Las bebidas que contienen el mayor número de toxinas son el vino tinto y los destilados como el brandy y el whisky. El vino blanco y las bebidas blancas como el ron o el vodka contienen menos impurezas y provocan resacas más benévolas.

Prevenir la resaca:

Aquí tienes algunas recomendaciones para mantener a raya la resaca:

  • Existe cierta evidencia que si se ingieren 1200 mg de vitamina B6, en cuatro tomas de 300 mg, antes de empezar a beber, en medio de la noche y cuando terminamos la noche, el grado de la resaca puede ser menor.
  • No bebas con el estómago vacío. Intenta comer algo sólido, como un buen plato de pasta, antes de empezar a beber. Un vaso de leche entera también puede ayudar a ralentizar la absorción del alcohol.
  • Si fuera posible, toma bebidas blancas y evita el whisky y el vino tinto. Y, sobre todo, ¡no mezcles!
  • Intenta alternar cada bebida alcohólica con una vaso de agua sin gas o zumo. Esto ayudará a mantenerte hidratado y puede reducir el consumo de alcohol. Las gaseosas aceleran la absorción del alcohol de la misma manera que lo hace la cerveza.
  • Intenta dejar de beber pronto. Cuanto antes termines de beber, más tiempo le darás al organismo para que elimine el alcohol antes de la mañana siguiente.
  • Camina. El aire fresco te ayudará a espabilarte.
  • Acuérdate de beber un par de vasos de agua antes de acostarte para compensar la deshidratación.

Sobrellevar la resaca:

 

  • Si le levantas resacoso, sigue estos consejos para aliviar el dolor:
  • Evita seguir bebiendo alcohol, esto sólo pospondrá la resaca, además de provocar dependencia al crearse un círculo vicioso.
  • Bebe tanta agua como te sea posible. Si no puedes levantarte de la cama, déjate a mano una botella.
  • Intenta beber zumo de fruta fresco, te dará vitaminas.
  • Si te duele la cabeza, seguramente necesitarás tomarte un analgésico; opta entonces por un paracetamol soluble, que es más suave para el estómago, sobre todo si tienes náuseas.
  • Evita la cafeína (té, café, bebidas energizantes). Aunque la cafeína puede otorgar un sentimiento de mejora temporal, contribuye a la deshidratación, y cuando se vaya el efecto, te sentirás peor.
  • Si te sientes muy deshidratado, tómate una solución rehidratante, de venta en farmacias, para restituir la sal y los minerales que has perdido.
  • Aunque no te apetezca, intenta comer algo. Un plátano te ayudará a reponer el potasio perdido debido al exceso de alcohol.
  • Si te sientes capaz, sal a dar un paseo y a tomar algo de aire fresco.

Este artículo ha sido extraido del www.quemedaspara.es

2 comentarios en “RESACA…ANTES Y DESPUÉS

Deja un comentario