CUEVA SIMANYA

La cueva “Simanya Gran“, con sus 400 metros de longitud es la más larga de las 163 que podemos encontrar en el macizo de “Sant Llorenç“. Se puede acceder con  niños más de 100 metros en su interior.
El único riesgo en su interior es resbalar, pues hay filtraciones de agua que forman un pequeño riachuelo y las rocas están mojadas.

Se accede por la BV-1221 de de Terrassa ( o de Matadepera hacia Talamanca) y aparcamos en el “Coll d’Estenalles” .COVA SIMANYA 2016 001

Nos dirigimos al “Centre d’Interpretació del parc de Sant Llorenç”, y subimos por la pista asfaltada que parte des de allí hasta encontrar un pequeño sendero a la izquierda marcado con una señal y que nos conducirá hasta la cima del “Montcau“.

COVA SIMANYA 2016 006

Podemos evitar subir a la cima, entonces tendremos que seguir el sendero bien marcado que nos conduce al “Coll d’Eres“, una pequeña explanada rodeada de árboles donde confluyen varios senderos, e ir directamente a la “Cova Simanya“.

COVA SIMANYA 2016 018

Una vez llegados aquí, tomamos un sendero a la izquierda bajando unos escalones de piedra en dirección a la “Font de Llor” y la “Cova Simanya“, siguiendo el GR 5, con marcas rojas y blancas. Un poste de señalización nos indica el camino. La bajada es bastante accidentada.

Después de bajar un buen trozo llegaremos a una bifurcación donde tomaremos el camino de la izquierda, señalizado también por un poste. El otro conduce a la “Font de Llor“.

 

Seguimos caminando, cruzamos un pequeño arroyo seco saltando unas piedras y salimos a un camino muy estrecho que nos conduce hasta la primera cueva, la “Simanya Petita“.

Su acceso es un poco complicado para peques…así que podemos seguir caminando hasta la “Simanya Gran“. por un camino muy estrecho pegado a la pared de la montaña.

COVA SIMANYA 2016 032
Finalmente llegamos a la entrada de la “Simanya Gran“, y aunque el acceso al interior tampoco es fácil, al final subimos.

El interior de la cueva es realmente espectacular. Tanto mirar hacia el interior como hacia el exterior es precioso.

Tras pasar un buen rato en la cueva, volvemos a tomar el camino, esta vez de subida, en dirección al “Coll d’Eres“.

Comemos aquí y contemplamos la posibilidad de subir hacia el “Montcau“, se ve relativamente cerca.

Pero el cansancio de los pequeños caminantes y el calor nos hacen dejarlo para otro día. Igual que la subida a “La Mola“por un camino que también empieza aquí en el “Coll d´Eres“.

Hoy la aventura la damos por finalizada. Otro día más.

 

Deja un comentario