DEPORTE Y EII

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es una enfermedad crónica que afecta al aparato digestivo, que de momento no se puede curar, y que no es contagiosa.

Incide sobre todo en jóvenes y a menudo afecta, también, a los niños. La edad de comienzo es generalmente entre los 15 y 25 años, aunque hay personas que tienen sus primeros síntomas a los 50-60 años.

La enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa son las principales enfermedades inflamatorias intestinales.

Ambas causan inflamación del tubo digestivo, lo que puede causar dolor, diarreas y sangrado, pero existen diferencias entre ambas: mientras que la colitis ulcerosa afecta al colon, la enfermedad de crohn la inflamación puede localizarse en cualquier parte del tracto digestivo, desde la boca hasta el ano.

La enfermedad de crohn es básicamente que las defensas del cuerpo atacan el intestino, como si fuera un cuerpo extraño, produciendo dolores constantes abdominales, reduciendo la calidad de vida del que la padece. Por extraño que parezca, en muchos casos el tracto intestinal es más atacado cuanto más estresado está el sujeto.

Los síntomas más comunes son: dolor abdominal, retortijones frecuentes, a veces sangrado rectal, anemia (que puede causar mareos o cansancio), fatiga (cansancio extremo), disminución del apetito, pérdida de peso y también fiebre.

Adicionalmente puede haber lesiones en la piel, los ojos, o dolores articulares.

En niños / as y adolescentes puede haber retraso del crecimiento.

Es importante saber que en la EII se alternan periodos de actividad de la enfermedad con síntomas importantes (conocidos como brotes o crisis), con otros periodos en los que la enfermedad se atenúa (fases de remisión).

En ocasiones, se puede tener un brote grave de la enfermedad y puede ser necesaria tratamiento hospitalario.

En casos muy graves, puede ser necesario extirpar, mediante cirugía, las partes afectadas del intestino. La cirugía a veces incluye la creación de una ileostomía.

Aunque, de momento, no hay cura para estas enfermedades, los programas de investigación y educación que existen, van mejorando la salud y la calidad de vida de las personas enfermas.

Por qué es importante la actividad física:

El ejercicio es una de las prácticas de estilo de vida más importantes que se adoptan al considerar las opciones de tratamiento para la enfermedad inflamatoria intestinal o síndrome de intestino irritable. No importa tu estado físico, siempre hay algo que puedes hacer para hacer ejercicio.

El ejercicio físico es bueno para la saludpues elimina el estrés y es fundamental para alcanzar, conservar y mantener la masa ósea (menor riesgo de osteoporosis y fracturas de los huesos).

Durante los brotes es un error permanecer inmóvil o estar en la cama, compadeciéndose de uno mismo. Pues al encontrarse débil, hay que probar a dar paseos al menos. Y cuando nos encontremos mejor intentaremos aumentar la intensidad del ejercicio.

Además de pasear sería bueno montar en bicicleta (de hecho hay ciclistas profesionales, con enfermedades intestinales crónicas, que corren el Tour de Francia).

La natación tiene una gran ventaja pues los movimientos en ausencia de gravedad reducen la sobrecarga de articulaciones, que en estas enfermedades pueden estar afectadas.

En general, el ejercicio físico moderado es saludable y recomendable en la fase de remisión. Sin embargo cuando se tiene un brote de la enfermedad, se recomienda disminuir la actividad física o mejor el descanso.

Siempre debemos realizar el ejercicio físico según las circunstancias personales de uno mismo (tolerabilidad al ejercicio, gustos, edad, sexo, fase de la enfermedad…) y sobre todo con mucho sentido común. 

Siempre se recomienda preguntar a tu médico gastroenterólogo lo que es mejor para ti en términos de niveles de ejercicio aeróbico -un paciente con resección postquirúrgica, tendrá un nivel diferente de actividad de un paciente que tiene un caso de la EII en remisión. Un corredor de maratón tendrá un nivel diferente de tolerancia que un neófito en el campo.

El ejercicio es bueno para la salud, y para eliminar el estrés, que es un desencadenante importante en la enfermedad de crohn, además de que produce analgésicos químicos de forma natural en el cuerpo. Durante los brotes los enfermos de crohn tienen mal humor, se encuentran cansados, estresados, y puede que no se tenga ninguna gana de “hacer deporte”, pero empezar haciendo ejercicio ligero, sobre todo cuando nunca se ha hecho deporte, como paseos, senderismo suave, etc para con el tiempo empezar a hacer deporte algo más intenso como bici, footing, natación, tiene unos efectos muy beneficiosos en el control de los brotes (dolores abdominales, sangre al ir al baño, etc).

Hacer ejercicio aeróbico o el ejercicio en general, es una de las prácticas más importantes que se consideran en el tratamiento para la enfermedad inflamatoria intestinal, síndrome de intestino irritable, y con ellas, la colitisenfermedad de crohn.

Una rutina de ejercicio regular puede mejorar la salud en general, y puede ser especialmente beneficioso para las personas con EII. Participar en la actividad física regular puede reducir el estrés y mantener y mejorar la fortaleza ósea.

Caminatas que ayudan a fortalecer los intestinos:

Un estudio de 2007 de la Clínica Journal of Sports Medicine que analizó la caminata de baja intensidad, 3 veces por semana (en un estudio de 3 meses) durante 30 minutos, llegó a la conclusión de que los 32 pacientes con enfermedad de crohn en el estudio, tenían beneficios inmediatos de la prueba en la mejora de su calidad de vida. No hubo exacerbaciones de los síntomas o brotes durante el estudio.

Deportistas EII ACCU Catalunya®:

Un grupo de deportistas con estas enfermedades (crohn o colitis ulcerosa) que formaban parte de ACCU Catalunya (Asociación de Crohn y Colitis Ulcerosa de Catalunya) decidieron en 2014 formar este grupo.

Deportistas EII ACCU Cataluña” ® nació el día 2 de marzo de 2014. En esta fecha ACCU Cataluña participó en la Barcelona Magic Line, caminata solidaria organizada por el Hospital San Juan de Dios de Barcelona.

Formaron un equipo de 25 personas y corrieron 10 Km. Al final de la carrera, decidieron este grupo de deportistas con el fin de dar visibilidad a la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) mediante la práctica del deporte.

Hoy son más de 550 deportistas en el grupo. Debido este éxito actualmente el grupo, es un grupo abierto  de Facebook, donde se da visibilidad a estas enfermedades poco conocidas, informando y sensibilizando a la sociedad sobre su existencia mediante la participación de pruebas deportivas.

El pasado 19 de mayo fue el día mundial de las enfermedades inflamatorias intestinales. Con este motivo el dia 20 organizaron la 1ª Jornada Deportiva para dar visibilidad a estas enfermedades. La jornada incluyó una carrera de 10 km, una caminata de 10 km, carreras de obstáculos para niños, zumba, hinchables,…

 

Nosotros estuvimos allí y sin duda repetiremos el año próximo. Porque estos enfermos necesitan mejorar la calidad de vida y aún queda mucho por investigar…

Seguiremos dándoles visibilidad.

Este artículo ha sido elaborado con información extraida de:

www.accucatalunya.cat

www.miqueridopinwino.blogspot.com

www.dietaydeporte.blogspot.com.es

www.lavidadelucia.com

Un comentario en “DEPORTE Y EII

Deja un comentario