INFLUENCIA DE ALGUNOS MEDICAMENTOS EN EL RENDIMIENTO DEPORTIVO

Seguro que alguna vez os habréis planteado si alguno de los medicamentos que tomáis, bien de forma crónica o bien esporádicamente, pueden afectar a vuestro rendimiento deportivo. Pues bien, hoy os hacemos un breve resumen de alguno de ellos.

Estatinas:

Disminuyen el colesterol pero pueden tener como  efectos secundarios dolores musculares que disminuyen nuestro rendimiento deportivo.

De todos modos, el ejercicio en sí también ayuda a reducir los niveles de colesterol, por lo que el uso de las estatinas junto al ejercicio podría tener un efecto sinérgico. Más info aquí.

Antihipertensivos:

El enalapril, de la familia de los llamados IECA (Inhibidor Enzima Conversor de Angiotensina 2 a angiotensina 3), es el más habitual y conocido de los medicamentos antihipertensivos. No afecta en ningún caso al rendimiento deportivo.

Se ha comprobado que en deportistas de pruebas de resistencia, se encuentra una variación genética en la que tienen la función del enzima ECA disminuida y el enalapril disminuye también la función del ECA. Es decir, el deporte también ayuda a regular la tensión arterial. Más info aquí.

Los betabloqueantes, o los diuréticos, también utilizados en el paciente hipertenso,  sí tienen un efecto negativo sobre el ejercicio, ya que disminuyen la FC máxima y el tiempo de agotamiento en ejercicio submáximo disminuyendo así el rendimiento. Además limitan la capacidad de  termorregulación durante la actividad física, por lo tanto de ahí la importancia de una correcta hidratación y una regulación del ejercicio en condiciones de alta temperatura y humedad, en especial para las personas tratadas con estos fármacos. Estos medicamentos  se consideran doping en deportes de precisión como el tiro olímpico o tiro en arco, ya que disminuyen el temblor.

Antibióticos:

No hay ningún estudio riguroso que demuestre que el hecho de tomar un antibiótico afecte al rendimiento a la hora de hacer ejercicio, sino lo que realmente afectará al rendimiento es precisamente la propia infección.

Por ejemplo padecemos unas anginas (de origen bacteriano y por tanto susceptibles a ser tratadas con antibiótico), podemos tener fiebre, y será esta fiebre la que nos provocará síntomas como dolor muscular y malestar general. En este caso, serán las consecuencias de esta infección las que no nos permitan practicar el deporte que hacemos habitualmente, independientemente de que tomemos antibiótico o no.

Antigripales:

La mayoría de antigripales están compuestos por un analgésico (para aliviar el dolor de cabeza, garganta y el malestar general), un descongestionante (para poder respirar mejor) y un antihistamínico (para estornudos, picor de garganta,…

Descongestionantes:

Producen vasoconstriccion de los vasos sanguíneos y la desinflamación de la zona.

Pero esta vasoconstriccion puede producir un aumento de la presión sanguínea y de la frecuencia cardíaca, logrando reducir la resistencia al deporte.

Antihistamínicos:

Los antihistamínicos  también pueden se usan por sí solos en para tratar reacciones alérgicas de cualquier tipo.

Algunos pueden producir somnolencia, y este efecto secundario es el que afectaría al rendimiento deportivo.

Analgésicos:

La utilización de medicamentos analgésicos (paracetamol) y antiinflamatorios (ibuprofeno u otros AINEs) empieza a ser habitual en el ámbito deportivo de todos los niveles, con el fin de aumentar la tolerancia al dolor, reducir la inflamación o tratar algunas lesiones. Muchos deportistas los  toman incluso de manera preventiva para aliviar o disminuir las molestias ocasionadas por el entrenamiento.

Es necesaria una mayor formación de entrenadores y atletas en los efectos secundarios de los medicamentos, ya que ninguno de ellos carece de efectos secundarios, y algunos pueden llegar a arruinar una adecuada planificación del entrenamiento.

Otro de los medicamentos analgésicos extendidos entre los deportistas de elite es el  tramadol, que alivia los intensos dolores musculares pero tiene un peligroso potencial adictivo.

El tramadol no está clasificado como “sustancia dopante” por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), pero sí está bajo observación porque son conocidos sus efectos secundarios adversos, como la pérdida de concentración, falta de reflejos y somnolencia.

La ingesta crónica de tramadol para controlar el dolor inducido por el ejercicio también podría terminar en dependencia física y riesgos de adicción. Por estas razones, la Agencia Mundial Antidopaje decidió incluir el tramadol en su Programa de Monitorización de 2012 (Monitoring program), un programa diseñado por la AMA para monitorizar y detectar patrones de uso indebido de sustancias no incluidas en la lista de prohibidos, con la posibilidad de ser perjudicial en el deporte.

Este artículo ha sido elaborado con información extraida de:

  • www.blog.aepsad.es
  • www.hnstore.com
  • www.running.es
  • www.sport.es
  • www.correryfitness.com

MAGNESIUM 300+. MAGNESIO, SELENIO Y MÁS…

¿Decaído? ¿Agotado? ¿Los dolores musculares te agobian? ¿Tienes frecuentes calambres? ¿Estás demasiado estresado? Pues tal vez todos estos síntomas te estén indicando lo que realmente tienes ¡una deficiencia de magnesio!

 El magnesio es un mineral esencial en la realización de diversos procesos metabólicos y se halla presente en todas las células del cuerpo, particularmente huesos y músculos.

Magnesium 300+ aporta 300 mg de magnesio al día asociado a vitaminas y selenio

• El magnesio contribuye a reducir la fatiga y a una función muscular normal.

• Las vitaminas B1, B6, B12 y PP contribuyen a las funciones neurológicas y psicológicas normales.

• El selenio contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

MODO DE EMPLEO: Adultos y adolescentes: tragar 2 comprimidos después del desayuno y 2 después de la cena. Tomar durante 20 días, renovando si fuera necesario.

MAGNESIUM300

14 beneficios del magnesio

Debemos cuidar nuestros niveles de magnesio, puesto que sus beneficios para la salud son innegables, en general manteniéndolos estables lograrás reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas, contracturas musculares, diabetes e hipertensión arterial.

Beneficio # 1: Efecto anti-estrés

Estres_casa (1)

El magnesio es un tranquilizante natural que interviene en las transmisiones nerviosas y mantiene activas las neuronas. Si quieres tener tu sistema nervioso en buen estado y sentirte relajada y alegre, ocúpate de tus niveles de magnesio, los cuales influyen directamente en la producción de serotonina, hormona que te levanta el ánimo.

Beneficio # 2: Energía para ti

El magnesio es necesario en los procesos metabólicos que permiten la obtención de energía. Si deseas tener mayor fuerza muscular, ya sea fuerza de agarre o potencia en piernas y brazos y ver tus músculos bien desarrollados el magnesio es tu solución. Siéntete energética y activa.

Beneficio # 3: Fortalecimiento de huesos y dientes

El magnesio ayuda a la fijación de calcio y el fósforo en los huesos y dientes lo cual hace que los tengas sanos y fuertes. Al consumir magnesio en las cantidades recomendadas estarás previniendo la osteoporosis y las caries.

Beneficio # 4: Cuidado del riñón

Riñones

El equilibrio entre el calcio y el magnesio es esencial para la vida. Al movilizar el calcio el magnesio es capaz de destruir los cálculos renales, así que tener los niveles adecuados hará que tengas en perfecto estado tus riñones.

Beneficio # 5: Dolores menstruales

El magnesio favorece el equilibrio hormonal y es capaz de prevenir y disminuir los dolores menstruales.

Beneficio #6: Alivia el estreñimiento

El magnesio depura nuestro organismo, al actuar como un laxante suave es capaz de arrastrar las toxinas presentes en nuestros intestinos favoreciendo su evacuación. También controla la proliferación de la flora intestinal.

Beneficio # 7: Previene enfermedades cardiovasculares.

Nada como el magnesio para relajar el músculo cardíaco y prevenir arritmiasademás de jugar un importante papel en muchas de las reacciones que ocurren en el corazón.

Beneficio # 8: Buenas digestiones

Sistema-digestivo-flora-intestinal

El  magnesio forma parte de la saliva, solución acuosa que tiene entre otras funciones la lubricación del alimento y el comienzo de su digestión. Este ion también se encuentra en componiendo los jugos gástricos. Por otra parte el magnesio es capaz de controlar los ácidos estomacales, favorecer la digestión y actuar como un laxante suave.

Beneficio # 9: Relajación muscular

El magnesio influye directamente en la relajación muscular, evitando calambres, agotamiento y lesiones. Los bajos niveles de este ion aumenta la acumulación de ácido láctico incrementando los dolores, la rigidez y las contracturas musculares.

Beneficio # 10: Reduce la presión arterial

El magnesio es un electrolito esencial en el mantenimiento del equilibrio de los líquidos corporales, de esta manera juega un papel primordial en el mantenimiento de una presión arterial adecuada. Aleja de ti la hipertensión, vigila tus niveles de magnesio.

Beneficio # 11: Previene partos prematuros

El magnesio es muy importante para las embarazadas, es por eso que deben consumir diariamente entre 320 y 380 miligramos de magnesio. Este mineral previene que ocurran partos prematuros manteniendo el útero relajado hasta el momento del alumbramiento.

Beneficio # 12: Mantiene el pH corporal

El magnesio regula cualquier desequilibrio del pH corporal, de no ser así pueden ocurrir afectaciones de tejidos y órganos.

Beneficio # 13: Contra el insomnio

La melotonina es una hormona que entre sus tantas funciones influye en la regulación del sueño. Las deficiencias de magnesio, al influir sobre esta hormona, provocan la aparición de trastornos del sueño.

Beneficio # 14: Diabetes

Diabetes

El magnesio previene la diabetes posibilitando el control de los niveles de azúcar en sangre. Mediante el aumento de la liberación de insulina esta sustancia permite la incorporación de azúcares en las células, disminuyendo su concentración en la sangre.

Beneficios del selenio

Aumenta el metabolismo

El selenio mejora la absorción de los nutrientes en el organismo. Esto te ayudará a mejorar la digestión y a aumentar el aprovechamiento de los nutrientes que están en los alimentos que consumes a diario.

Disminuye riesgos de enfermedades cardíacas

El selenio es bueno para la salud cardiovascular. Cuando se cuenta con óptimos niveles de selenio se minimiza el riesgo de padecer enfermedades como la cardiomiopatía, que hace que los músculos del corazón se deterioren.

Combate el asma

El selenio se usa también para tratar el asma. Según algunos estudios, se ha concluido que las personas que sufren de asma por lo general tienen alguna deficiencia en este compuesto. Es así como el selenio junto a la vitamina C ayudan a prevenir y controlar los ataques de asma.

Previene el cáncer de próstata

Este último beneficio, quizás les venga muy bien a los hombres pues la falta de selenio puede aumentar consdierablemente el riesgo a contraer cáncer de próstata. En algunos tratamientos dirigidos por especialistas de oncología se recomienda a los pacientes con esta afección consumir alimentos con selenio para estimular el efecto antioxidante que ayuda con la regeneración y mantenimiento de las células.

Información cedida por #boiron,  #mejorconsalud y #imujer.

A %d blogueros les gusta esto: